Feminismo, un arma de destrucción masiva.

Hablar de feminismo sin herir sensibilidades es un trabajo de chinos.

Anuncios